Pandemia y tecnología contribuyen a que la gente tenga períodos más largos de reposo y sin actividad física

Escrito por el enero 5, 2022

Además de las implicaciones físicas que tiene una vida sedentaria, también afecta la parte emocional

Miércoles 5 de enero de 2022

Los Cabos, BCS.-A consecuencia de la pandemia, muchas actividades se vieron drásticamente disminuidas en el mundo y además las personas tuvieron que resguardarse en sus hogares, particularmente bajo la estrategia que significó la Jornada Nacional de Sana Distancia, llevándolas a tener vidas más sedentarias.

Esta situación, aunado al cada vez mayor uso de la tecnología, como computadoras y dispositivos móviles, contribuye a que la gente tenga períodos mucho más largos de reposo y sin actividad física, lo que trae graves repercusiones en su salud.

De acuerdo con Elizabeth Rosell Vázquez, responsable del Área Psicoeducativa de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), además de las implicaciones físicas que tiene una vida sedentaria, también afecta la parte emocional, sobre todo de los jóvenes.

Lo anterior, según explica, es un serio problema porque se convierte en un círculo vicioso del que cuesta trabajo salir, sobre todo si se cae en depresión, trastorno emocional que, entre otras cosas, produce en las personas apatía por hacer cosas y una falta de motivación.

Por ello, la funcionaria universitaria considera que es importante que se rompan con los esquemas sedentarios, aunque para ello recomienda que las personas identifiquen primero si son personas muy activas o más pasivas, a fin de que puedan ejecutar ciertas acciones que les ayuden, sin perjudicar su salud física ni emocional.

“Hay algo que se llama temperamento y son ciertas características con las que ya se nacen. Entre esos rasgos, están que seamos más activos y vigorosos o que seamos más pasivos y reservados en lo que hacemos. Es importante que nos conozcamos bien en este sentido, para tampoco tener que forzarnos a hacer cosas fuera de nuestra personalidad”, acotó.

Elizabeth Rosell, dijo que en cada hogar hay muchas labores que se pueden hacer de forma cotidiana para activarse físicamente, como ayudar en la limpieza, ordenar las cosas, lavar ropa y todo aquello que implique moverse con su cuerpo.  

También se puede aprovechar el tiempo y hacer ejercicio, el cual debe ser sistemático, continuo y repetitivo. Desde subir y bajar escaleras en la casa, hasta cargar algunas cosas que presenten cierto peso para hacer músculo.

 “Lo importante es comenzar a hacer una rutina, iniciando quizá con unos 5 o 10 minutos al día y posteriormente ir incrementando el tiempo y esfuerzo, lo importante es dejar las vidas sedentarias que muchos llevamos”.

Indicó que muchas personas piensan que el ejercicio físico es para mantenerse sólo bien a nivel corporal. Y si bien es cierto, también ayuda a que los órganos básicos como el corazón, la respiración o circulación trabajen mejor; pero más aún, el hacerlo traerá gran bienestar al estado emocional, que también es muy importante.

Por ello invitó a la ciudadanía a establecer pequeñas metas para este año que recién comienza, y sobre todo a no desanimarse ni frustrarse, pues recordó que muchas veces se lucha contra la cultura y hábitos que no sólo están arraigados en uno, sino que a veces forman parte de las costumbres familiares y círculos más cercanos.

De igual forma, destacó la relevancia de llevar a cabo una alimentación sana y balanceada, pues todo en conjunto permitirá mejorar los índices de salud, aspecto que hoy en día ha cobrado gran importancia en la sociedad.

Foto: Cortesía


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista